Horario laboral, conducción y salud Horario laboral, conducción y salud Salud

Demasiado tiempo al volante con sueño

Salud Escrito por  Miércoles, 25 Diciembre 2013 22:00 tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente 0
Valora este artículo
(0 votos)

La irregularidad de los horarios de trabajo en el transporte por carretera perjudica seriamente la salud de los conductores profesionales. Una de las consecuencias más graves es que el 83,3% de los conductores realizan bajo los efectos de la somnolencia, de media, un 25% de las horas de conducción, con el riesgo que eso supone para la seguridad vial. Una de las soluciones posibles: flexibilizar la legislación que regula los tiempos de conducción y descanso.

El grueso de los conductores profesionales, el 83,3%, pasan al volante un promedio de dos horas bajo los efectos de la somnolencia en cada una de sus jornadas de conducción. Esto supone que el 25% del tiempo que pasan al volante, lo hacen en un estado poco apropiado para esta tarea, con el consiguiente riesgo de que terminen involucrados en un accidente. Y lo más preocupante es que cerca de un 11% realizan una gran parte de la conducción bajo este estado. Estas son dos de las principales conclusiones que se han obtenido tras la realización del “Estudio sobre la influencia del horario laboral en la salud de los conductores”, impulsado por las asociaciones murcianas FROET y CROEM, la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia.

En este estudio, uno de los primeros que desde distintos puntos de vista y durante un periodo prolongado, se ha analizado cómo la actividad que realizan los conductores profesionales degrada el conjunto de elementos que controlan los ritmos biológicos de una persona, que se agrupan bajo la denominación de sistema circadiano. Esta degradación del sistema circadiano, que controla los patrones hormonales, metabólicos y de sueño, está relacionada con trastornos en los patrones de sueño (somnolencia diurna, insomnio, ...) y con problemas metabólicos como obesidad, diabetes y síndrome metabólico.

La confrontación entre los datos de los conductores que han participado en el estudio y los recogidos por los tacógrafos digitales de sus vehículos ha revelado que se trata de uno de los colectivos de trabajadores a turnos que presenta unos horarios más irregulares, circunstancia que degrada el referido sistema circadiano. Esto se achaca a la complejidad y rigidez de la normativa que regula los tiempos de conducción y descanso, junto con otras peculiaridades propias del sector. Esta distorsión en los hábitos diarios de los conductores y de su sistema circadiano, según los resultados de este estudio, es el que hace que muchos chóferes conduzcan en mayor o menor proporción durante algún tiempo con somnolencia. En el estudio se destaca que la mayoría de los conductores analizados no mantenían unos horarios regulares para conducir, estando al volante durante franjas horarias diferentes cada día. Esto implica que sea muy difícil que el sistema circadiano, esa especie de reloj biológico que tenemos, esté ajustado ya que no se puede ajustar por la falta de un patrón de trabajo regular. Esto va en contra de la condición básica para mantener un sistema circadiano saludable: mantener unos horarios regulares para el sueño y las comidas, además de realizar un mínimo de ejercicio físico.

Buena alimentación

Las ventajas de descansar en casa

Por otra parte, el estudio demuestra que cuando el descanso semanal se realiza en el domicilio particular se consiguen importantes beneficios para la normalización de los ritmos biológicos de los conductores. Un hecho que gana una gran relevancia si tenemos en cuenta que, según el estudio, sólo un 30% de los descansos se producen en el domicilio del conductor.

Los resultados obtenidos no difieren de lo que esperaban tanto los trabajadores como los empresarios del sector, según afirman los responsables del estudio, pero sirven para clarificar las alteraciones que la actual normativa que regula los tiempos de conducción y descanso produce sobre los hábitos de los conductores y cómo influyen sobre su salud y la calidad de su sueño. Y sirven también para dar más fuerza a la reclamación, igualmente realizada tanto por empresarios como por trabajadores, para que se flexibilice la legislación sobre los horarios de trabajo en el transporte por carretera, para adecuarlos y ponerlos en concordancia con los patrones fisiológicos humanos. Esto permitiría mejorar tanto la seguridad vial, al disminuir los periodos de somnolencia, como la percepción de su trabajo por parte de los propios conductores.

Sensores y tacógrafo

En este estudio, que se ha elaborado entre junio y diciembre de 2012, han participado 110 conductores de empresas de transporte de la Región de Murcia, 106 hombres y cuatro mujeres, que portaron durante dos semanas un dispositivo similar a un reloj de pulsera, además de un sensor colocado en la cabina. Con ambos dispositivos, desarrollados en la propia Región de Murcia, se controlaban quince variables corporales, ambientales y de conducción de forma ininterrumpida. Los datos obtenidos se cruzaron con los registrados por el tacógrafo digital para analizar los hábitos de sueño y los ritmos fisiológicos de los conductores, así como hábitos de conducción, incluyendo los descansos y la conducción nocturna entre otros.

Otros aspectos negativos

Por otra parte, también se llama la atención en el estudio sobre la alta incidencia que tienen en el día a día de los conductores una serie de factores que son los principales generadores de la mayor parte de las enfermedades. Estos son: la mala alimentación, los tóxicos (destacando el elevado número de fumadores dentro de este colectivo), el estrés, la falta de ejercicio y la falta de sueño.

En este sentido, el estudio, que se puede consultar en la web de FROET, incluye en sus anexos una serie de consejos relacionados con la salud, como por ejemplo cómo llevar una alimentación adecuada o consejos para dejar de fumar, además de un extenso apartado dedicado a la diabetes, que incluye un curioso y prolijo apartado sobre cómo adquirir zapatos, calcetines y medias.

Los efectos de la somnolencia

  • Desmotivación hacia la conducción.
  • Incremento del tiempo de reacción.
  • Pérdida de atención y deterioro de la percepción del propio estado de atención.
  • No asimilación de las señales de tráfico.
  • Errores en la toma de decisiones.
  • Y el más peligroso: la aparición de microsueños.

Recomendaciones para dormir bien

Un descanso adecuado

En la parte final del estudio se han incorporado una serie de anexos con un buen número de interesantes recomendaciones que nos pueden ayudar a mejorar nuestra salud. Uno de ellos se denomina la “Higiene del sueño”. En el mismo se asegura que la falta de sueño se ha convertido en un gran problema en la sociedad actual, ya que mientras dormimos se producen una serie de reacciones en el cerebro que son necesarias para su correcto funcionamiento, el sueño es como una recarga, que si no se efectúa adecuadamente, nos limita nuestro rendimiento durante la jornada laboral.

Estas son las recomendaciones que proponen para conseguir de un sueño reparador:

  • Evitar la siesta si se tienen problemas de insomnio. Es mejor resistir hasta la hora de dormir.
  • Realizar ejercicio físico durante el día. Mejora la salud en general y disminuye el estrés del cerebro. El cansancio del cuerpo favorece que el inicio del sueño se produzca con mayor facilidad.
  • Limitar el consumo de cafeína o sustancias estimulantes a partir de primera hora de la tarde, pues impiden que el organismo se prepare para iniciar el proceso de relajación previo al sueño.
  • Evitar las cenas copiosas o alimentos de lenta digestión, como las grasas, pues dificultarán el proceso del sueño.
  • No beber alcohol antes de dormir. Aunque ayuda a dormirse más rápido debido a su efecto depresivo, alterará las fases del sueño y favorecerá despertares nocturnos, impidiendo el descanso.
  • No fumar antes de acostarse. El tabaco tiene un efecto estimulante.
  • Relajarse antes de dormir. Hay que intentar dejar de lado los problemas. Una solución: leer un libro.
  • Acostarse siempre a la misma hora. Permite al organismo dar comienzo a los procesos que desencadenarán en sueño con antelación.
  • Evitar tener el ordenador, teléfono, televisión, máquina de hacer ejercicio, etc. en el dormitorio. Esta debe ser una estancia que el cerebro asocie al descanso.
  • Evitar las luces. Sobre todo las de tonalidad azulada, que inhiben la producción de melatonina, la hormona del sueño.
  • Mantener una temperatura agradable en el dormitorio, en torno a los 18 grados.
  • Si se sufre de insomnio y no se logra conciliar el sueño, hay que levantarse y retomar una actividad que incite al sueño, como leer. No hay que quedarse en la cama, pues aumenta la ansiedad al ver pasar el tiempo, pero no se debe hacer una actividad física importante y hay que evitar una iluminación elevada.
  • Exponerse a luz Intensa durante las primeras horas de la mañana. La luz brillante ayuda a sincronizar el reloj interno, mejorando la formación de ciclos estables de sueño/vigilia.

Conducción nocturna y sueño

Los conductores que se ponen al volante durante la noche, trabajan cuando el cuerpo está programado para descansar y tienen que dormir cuando está preparado para la actividad. Para compensar esta distorsión, en el estudio se dan las siguientes recomendaciones:

  • Dormir en un lugar oscuro y lo más silencioso posible.
  • Si se hace en la cabina, hay que impedir que entre la luz del sol.
  • Dormir periodos cortos antes de iniciar el turno de trabajo nocturno. Así se consigue retrasar la aparición de la fase de fatiga peligrosa. Su duración debe ser: o de 20 minutos (antes de entrar en la fase profunda de sueño), o bien de 90 minutos (un ciclo completo).

Estos periodos de tiempo se deben a los ciclos del sueño. Aunque tengamos la sensación de dormir es un proceso continuo, la realidad es bien distinta, ya que a lo largo de una noche el sueño se divide en cuatro o cinco ciclos, y no es recomendable despertarse en medio de la fase profunda de uno de ellos. Por eso, una pequeña cabezadita de 20 minutos proporciona un descanso adecuado, mientras que si se alarga a una hora, nos despertaremos en la fase REM del sueño, lo que provoca que durante los minutos siguientes tengamos un gran somnolencia y falta de atención.

Revista Truck

Este artículo, completo
publicado en la revista Truck

Numero 73 - septiembre 2013

Visto 5032 veces

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

newsletter

Suscríbete al Newsletter

Suscribete gratis al Boletín informativo del Transporte, Camiones y Furgonetas.

Acepto los Términos y Condiciones

Últimos Tweets Truck

Javier Pedroche

Director de la Revista Truck y Editor de Editorial Primera Línea es el jurado en España del TRUCK OF THE YEAR y del VAN OF THE YEAR

Las más leídas del mes

Kiosko y más

Camión Actualidad - Información y Noticias de Transporte

Camión Actualidad

  • Noticias de Camiónes y furgonetas, vehículo industrial y vehículo comercial
  • Revista Truck - La revista del Transporte
  • Toda la actualidad del Transporte de Mercancías por Carretera