noviembre
18

UN PUNTO DE INFLEXIÓN

Publicado en: Blog, Editoriales Revista Truck por F. Javier Pedroche

 XV Congreso de la CETM en Toledo

La triunfalista afirmación de la ministra de Fomento, Ana Pastor, en la inauguración del XV Congreso de la CETM en Toledo, dando por concluida la crisis en el transporte, se nos antoja especialmente prematura, más aún porque unas horas antes la misma representante gubernamental se había manifestado en sentido contrario en el foro de ANFAC, al reconocer las dificultades que traviesan las empresas transportistas por conseguir financiación, consecuencia, entre otras cosas, de la falta de liquidez.

Pero dejando aparte los comentarios optimistas unas veces, e interesados, la mayoría, lo que sí parece cierto es el transporte de mercancías se encuentra en un momento de inflexión. Un tiempo que requerirá por parte de fabricantes de vehículos industriales y de las empresas transportistas de importantes esfuerzos para dar cumplida respuesta a las nuevas necesidades que demanda la sociedad. Así lo vimos en la última edición de la IAA de Hanover, y así lo entendimos en el Congreso de la CETM, o al menos así rezaba su lema: “Preparando el futuro”.

Pero en el Congreso volvieron a reverdecer los viejos problemas de siempre, a los que se han ido sumando algunos nuevos. Como el del céntimo sanitario, que ha centrado uno los principales debates. Y la conclusión no resulta muy esperanzadora para los transportistas, que ya comienzan a similar que no cobrarán todo lo que se les adeuda, y que de lo que cobren pasaran años antes de recibir un céntimo, nunca mejor dicho. Y eso, que el todavía presidente de la Confederación, Marcos Montero, advirtió de “un conflicto de efectos incalculables”, si el Ministerio de Hacienda no atiende las peticiones de los transportistas.

El transporte por carretera debe modernizar sus estructuras y adecuarse a las nuevas necesidades de la sociedad

Lo malo es que el sector no está ahora para muchas medidas de fuerza, en medio de una fuerte crisis, que se ha llevado millares de empresas, en la que el cumplimiento de las tarifas sigue siendo una quimera y en el que la globalización es una realidad que amenaza a las empresas que no sean competitivas. En medio de esto, una Unión Europea empeñada en potenciar otros medios de transporte en detrimento de la carretera.

Según las estimaciones, el transporte de mercancías a nivel mundial crecerá un 80% hasta el año 2050, y la Comisión Europea pretende que gran parte de este excedente se vaya al ferrocarril. Por ello, sorprende el empecinamiento de la mayoría de las asociaciones transportistas en rechazar una nueva normativa sobre pesos y dimensiones, que permita aumentar la competitividad de los camiones frente a otros medios, con vehículos de 60 toneladas y 25,25 metros. Pero en Toledo ni se quiso hablar del tema.

La multimodalidad, otro los temas candentes del Congreso de la CETM, será imperativa en un futuro muy próximo pero, no nos llevemos a engaño, el ferrocarril estará dispuesto a pactar con la carretera siempre que ésta represente un fuerte competidor. En caso contrario, desarrollará su propio negocio. La falta de infraestructuras y de flexibilidad le ha permitido a la carretera obtener una fuerte ventaja, respecto a los toros modos de transporte, pero si la Comisión Europea se empeña en legislar en contra del camión, sin duda, que, más tarde o más temprano, terminará consiguiéndolo.

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.