marzo
21

TRANSPORTISTAS Y CARGADORES

Publicado en: Blog por F. Javier Pedroche

Con ROTT o sin ROTT, cargadores y transportistas siguen sin encontrar ese escenario idóneo que los lleve a establecer algún punto de concordancia, en lugar de las sempiternas divergencias que presiden cualquier reunión entre ambos actores que, no nos olvidemos, representan los eslabones necesarios para la cadena de suministro de un país.

Y uno de los momentos álgidos en la representación de este desencuentro viene definido cada vez que se celebra el Foro Nacional del Transporte que AECOC, la principal patronal de los cargadores, organiza anualmente. Las declaraciones de su director de Cadena de Suministro, Alejandro Sánchez, instando a los transportistas a ponerse las pilas, nada menos que acusándoles de poco compromiso con la reducción de las emisiones contaminantes, ha causado el consiguiente revuelo entre los empresarios del sector, que ven en estas palabras un ataque gratuito propiciado por el desconocimiento que muchos cargadores tienen de sus proveedores.

En el transporte, lo mismo que entre las empresas cargadoras, hay buenos y malos empresarios, como en toda actividad humana, pero en términos generales, hay que reseñar el enorme esfuerzo realizado por el sector en modernizar sus estructuras, sus sistemas y, por supuesto, sus flotas, esto último de la mano de los fabricantes que dedican ingentes cantidades de dinero en ofrecer al transporte vehículos menos contaminantes y más eficientes en todos los sentidos.

Aunque es bueno reconocer que aún falta mucho camino por recorrer, ya que contamos con un parque de los de mayor edad de Europa. Y que si las energías alternativas no avanzan al ritmo deseable, no es por culpa de los transportistas, sino por la falta de definición al respecto por parte de administraciones nacional y comunitaria, y por la aún escasa oferta por parte de los fabricantes.

Asimismo, el esfuerzo innovador por parte de las empresas cargadoras hace mal matrimonio con la imposición a empresas y conductores de prolongados plazos de espera para la carga o la descarga, las inhumanas condiciones a los que se ven sometidos los conductores mientras esperan en más centros de los que sería deseable.

Los actuales movimientos de población hacia las grandes urbes hacen presagiar un aumento considerable del transporte por carretera en las próximas décadas, lo que significa que el modelo actual se verá obligado a reinventarse y para ello la colaboración entre transportistas y cargadores resulta imprescindible.

Ver la paja en ojo ajeno e ignorar la viga en el propio es consustancial a la naturaleza humana, y causa primigenia de las faltas  de entendimiento. Si lo que se pretende desde la patronal cargadora es culpar al transporte de una supuesta falta de eficacia, sin aceptar responsabilidades propias, poco camino llevaremos recorrido en busca de un posible entendimiento. En una negociación se supone que las partes contendientes exponen sus pretensiones, al mismo tiempo que disponen de capacidad para ceder en puntos concretos en favor del acuerdo. La imposición de una parte sobre la otra poco favorece un compromiso final, y el transporte del presente, pero mucho mas del futuro, requiere de la connivencia de todos los implicados.

JAVIER PEDROCHE

Director

jpedroche@edpl.es

1 Comentario

Bueno este asunto puede ser diferente segun angulo de vista de cada uno.Puede ser una relacion buena o mala entre cargadores y transportistas segun la presion que mete alguno de las dos partes.Si todo va bien con antelacion y sin prisa todo ira bien,cosa que no pasa muchas vecez…
Un saludo.

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.