julio
2

Se acaban los módulos

Publicado en: Blog, Editoriales Revista Truck por F. Javier Pedroche

Moudulos autónomos en el transporte

Afirmar que el transporte siempre ha resultado una buena fuente de ingresos para equilibrar las arcas públicas no resulta nada novedoso. Este sector sufre, unas veces en silencio y otras no, un permanente afán recaudatorio por parte de las Administraciones Públicas y hace pocos días, Marcos Basante, presidente de la asociación profesional ASTIC, cifraba en 8.000 millones de euros la aportación del transporte de mercancías por carretera, solo en materia de impuestos a la Hacienda pública, una cantidad superior a los gastos que esta actividad genera.

Una cantidad que se va a incrementar con la reforma fiscal que prepara el gobierno del Partido Popular, cuya aprobación se prevé para antes de que concluya la presente Legislatura y que suprimirá el régimen especial de módulos a todos aquellos autónomos que obtengan una facturación anual superior a los 75.000 euros, pasándolos al régimen general. Una medida muy controvertida, defendida por grandes empresas transportistas al considerar competencia desleal la actual situación, y atacada por pequeños autónomos, por lo que representará de cara a sus facturaciones.

La medida, cuyo impacto negativo sobre los ingresos de un amplio colectivo de transportistas no se nos oculta, trata de evitar las actuales distorsiones que produce en el mercado la distinta tributación de unos y otros transportistas. Según los cálculos que nuestros expertos han realizado en el amplio informe que publicamos en este número, esta modificación en el régimen tributario les puede representar a los autónomos un aumento impositivo entre 10.000 y 60.000 euros, entre IVA y IRPF, dependiendo de sus circunstancias y de la facturación actual.

El reto de los autónomos está en saber si podrán aplicar
sus mayores costes a los precios que cobran…

El problema ahora radica si estos transportistas serán capaces de repercutir sus mayores costes en sus tarifas. Si la industria entenderá la nueva situación de los autónomos y estará dispuesta a pagar más por el transporte, ya que hasta ahora el régimen de módulos no solo ha beneficiado a éstos, sino que también se han visto beneficiados determinados cargadores y flotistas que subcontratan parte de sus cargas, quienes han visto en ellos la excusa perfecta para pagar menos por el transporte de sus productos.

Pero distorsiones siempre habrá, mientras unos accedan a créditos blandos o cuenten con menores costes unitarios que les permiten ofrecer precios más competitivos, frente a otros que luchan por sobrevivir con una legislación que, reduce las pocas ventajas con que cuentan y que parece tender a que desaparezcan.

1 Comentario

Cesar yeguas olmo 30/07/15 @ 11:09

Esto influirá en la hacienda pública , claro que si, pero si se cobrase lo que es de recibo no habría este tipo de conflictos

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.