marzo
15

Legalizar la injusticia

Publicado en: Editoriales Revista Truck por F. Javier Pedroche

legalizar_injusticia

El transporte ligero está en pie de guerra. Los cambios que el Gobierno quiere introducir en las reglas que regulan el transporte público de mercancías con vehículos hasta los 3.500 kilos, dentro de la nueva Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT), les ha llevado incluso a plantear movilizaciones para hacer llegar su problemática, tanto a la opinión pública, como a los diputados, que son al fin y al cabo quienes tendrán que aprobar este cambio legislativo.El cambio que tiene soliviantado a este colectivo es la eliminación de estar en posesión de la capacitación profesional y acreditar la capacidad económica para tener acceso a la correspondiente autorización de transporte. Y es que este espinoso tema puede tener una doble lectura. Por una parte, que el transporte ligero, al igual que le ocurre al pesado, se halla inmerso en una legislación obsoleta y anacrónica, que no responde a la situación actual, y mucho menos a una economía de libre mercado, donde es este mismo el que marca las reglas y configura qué empresas sobreviven y cuáles no, sin limitación de acceso ninguna.
Pero también, es justo reconocer, que la aprobación por parte de la LOTT de esta liberalización contribuiría a dar carta de naturaleza a una situación de todo punto injusta, pues aquellos que ahora ejercen la actividad, y para lo que le fue requeridas una serie de obligaciones, van a contar ahora con una competencia, si no desleal, sí ajena a las obligaciones anteriores y, por lo tanto, desequilibrada.

La eliminación de los requisitos en el transporte ligero puede dar carta de naturaleza legal a una competencia totalmente injusta.

Se plantea de esta forma una ecuación de difícil resolución, pues vamos camino de implantar una injusticia y darle carácter legal, o repetir errores pasados y contradecir la economía de libre mercado con normas encorsetadoras, que en nada favorecen el crecimiento económico. Diversas asociaciones profesionales de transportistas ligeros prevén un aumento de la economía sumergida caso de llevarse a cabo esta modificación legislativa, pero mucho nos tememos que este es un sector donde el intrusismo ya está muy arraigado, y quizás esta haya sido una de la razones esgrimidas por nuestros gobernantes para bajar el listón de las exigencias, con el fin de rescatar a estas empresas ilegales y aumentar la recaudación por la vía de los impuestos.
De lo que no hay ninguna duda, es que la riada económica se está llevando por delante numerosas pequeñas empresas transportistas y autónomos, buena parte de ellas de transporte ligero, y algo habrá que hacer para que continúe la sangría. El recientemente aprobado Plan PIMA puede ser una ayuda, pero eso sólo es un balón de oxígeno, ahora falta establecer las mismas reglas de juego para que todos compitan en igualdad de condiciones.

4 Comentarios

este transporte de la luz es un problema no sólo española, sino de toda Europa espero que alguien haga algo.

http://www.mar-car.com

este transporte de la luz es un problema no sólo española, sino de toda Europa espero que alguien haga algo.

pienemente de acuerdo con mi colega.http://www.marcar.net

Gracias por tu comentario, y esperemos que alguien tome cartas en el asunto.
F. Javier Pedroche

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.