mayo
4

Las lechugas no votan

Publicado en: Blog por F. Javier Pedroche

Congreso de los Diputados

Estamos en pleno año electoral y los programas de los partidos se llenan de ideas y promesas que el tiempo se ocupará de demostrar que o no se querían o no se podían cumplir, pero todo vale con tal de conseguir un buen puñado de votos. Ya habrá días para desmentir lo dicho en pleno fragor mitinero. Y en medio de este galimatías de promesas, besaniños, baños de multitudes y demás protocolos, ¿del transporte de mercancías por carretera, qué?

Pues del transporte, lo de siempre, es decir, nada de nada. Para los partidos políticos, tanto aquellos que aspiran a gobernar nuestro país, como los que cuentan con menos posibilidades, el transporte de mercancías por carretera sigue siendo el gran ignorado, a pesar de constituir un sector que en España, representa el 5% del Producto Interior Bruto y aporta a las arcas del Estado más de 22.000 millones de euros anuales.

En los programas de los partidos, y en las más recientes intenciones del gobierno del Partido Popular, sí existen alusiones a las infraestructuras y, en especial, al ferrocarril, dos sectores claramente deficitarios, aunque, sin duda, mayores proveedores de votos, mientras no se autorice a las lechugas a ejercer este democrático derecho. Pero las lechugas no votan. Si representar uno de los actores esenciales en el desarrollo económico de cualquier país, y mucho más en el nuestro, por su carácter periférico, no es un argumento suficiente para, al menos, dedicarle unos renglones en los programas, y unos minutos en las proclamas, las cifras anteriores sí deberían constituir razones de peso para ello.

Una vez más los políticos se olvidan del transporte de mercancías por carretera

Lo malo es que el problema no radica aquí, sino que se extiende a lo largo de las sucesivas legislaturas, en las que el sector ha sido ninguneado de forma permanente, y solo temas puntuales son tratados, más a requerimiento de los propios transportistas que a iniciativas administrativas. Prueba de ello, es que un año y medio después de la aprobación de la LOTT, el sector sigue esperando el Reglamento que articule sus fundamentos.

Si con el anterior Ministerio de Transportes y Obras Públicas, la primera parte tenía algo de atención, que no digo protagonismo, su traspaso al de Fomento diluyó su presencia, a pesar de la gente muy preparada y entusiasta por el sector que ha pasado por los distintos departamentos, y que se han visto desatendidos y desoídas todas sus propuestas.

Elecciones al margen, el camión, que ocupa el 80% de las mercancías transportadas en este país, a solicitud de los propios cargadores y sin ningún apoyo ni institucional ni privado, necesita que se le tome en serio de una vez por todas, y de manera global. Que se analicen sus problemas, sus estructuras y se aporten soluciones, sin parches, y sin presiones de ninguno de los otros sectores.

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.