octubre
12

Las dos Europas

Publicado en: Editoriales Revista Truck por F. Javier Pedroche

La crisis económica está dejando a las claras, si alguien aún tenía dudas,  la existencia de dos Europas. Una próspera y boyante, la del Norte, a la que parece que la crisis le ha pasado de refilón, o al menos le está durando menos, y otra, la del Sur, con graves problemas financieros y sociales,  que se debate entre recortes y  rescates, mientras observa como la otra se va alejando cada vez más.

La industria de vehículo industrial no es ajena a todo esto, y mientras los mercados del norte empiezan a tirar con cierta fuerza de la demanda, los del sur mantienen niveles excepcionalmente bajos, y no solo los de España o Portugal, sino también Italia y Francia se está viendo afectada por una actividad productiva congelada y la falta de liquidez para renovar fotos.

Las distancias entre las dos Europas
cada vez son más grande, y también en el transporte

Todo ello se ha visto de alguna manera en las intervenciones de los principales directivos en la última edición de la IAA de Hanover, donde los datos más negativos contrastaban con las perspectivas más positivas para los próximos años, y es que el lanzamiento de nuevos productos es lo que tiene, que obliga a adoptar posturas claramente optimistas.

 

El presidente de DAF, Schippers, pronosticaba un importante crecimiento de la demanda de camiones en Europa para el próximo, como consecuencia  de la entrada en vigor del Euro 6 el 1 de enero del 2014. Todo hace prever, como ha ocurrido en anteriores ocasiones, que los transportistas europeos adelanten sus compras para evitar pagar un sobreprecio entre 8.000 y 12.000 euros.

 

Siguiendo las estadísticas, Andreas Renschler, máximo responsables de Daimler Trucks, vaticinó un aumento de la demanda global de camiones de medio y gran tonelaje del 50% en los próximos años. Obviamente no todos caerán en Europa, pero teniendo en cuenta el potencial económico, una buena parten de los camiones matriculados deberían serlo en el Viejo Continente. Lo que no está muy claro a tenor de las circunstancias es si este desarrollo anunciado llegará por igual a todos los países.

 

Y en esto llegará el Euro 6, con su alta tecnología que, sin duda, habrá que pagar. Es cierto, que el precio de compra no es un aspecto primordial, sino los costes de explotación del vehículo, pero, si el precio unitario es más alto, los operativos forzosamente tendrán que serlo también.

 

De nuevo otra vez las distancias entre el norte y el sur se acrecientan., ya que serán aquellos mercados los que antes accedan a los nuevos vehículos, más eficientes y, por tanto, más competitivos, mientras que los transportistas sureños seguirán con camiones más obsoletos y, a la larga, más caros, y es que el momento no está precisamente para asumir nuevos costes.

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.