enero
23

La seguridad vial de dos direcciones

Publicado en: Blog, Opinión por F. Javier Pedroche

Uno tiene la impresión de que en España la seguridad vial va en dos direcciones contrapuestas. El gobierno acaba de anunciar su intención de modificar, mejor dicho, de reducir, la velocidad máxima permitida en algunas carreteras. Se habla de poner un máximo de 70 km/h en aquellos  tramos donde la calzada sea estrecha. Es encomiable y tranquilizador contar con unos gobernantes que velan por nuestra seguridad, aunque hacer este anuncio coincidiendo con la controversia creada por el indulto concedido al kamikaze de Alcira, parece cuanto  menos un ataque  a la inteligencia.

El caso valenciano no es sino un ejemplo de los 330 indultos que los distintos gobiernos han ido concediendo a condenados por delitos contra la seguridad vial desde el año 2000. Vamos, que el Ministerio del Interior radicaliza las condenas contra los conductores en general con la política del palo y tentetieso, y el de Justicia otorgando indultos a diestro y siniestro a los contravienen esas normas.

Los 4.000 euros de multa para condonarle 11 años de cárcel al kamikaze de Alcira, con consecuencia de un muerto y un herido, contrasta con multas similares impuestas a transportistas por irregularidades con el tacógrafo, por poner un ejemplo, y que tienen más que ver con delitos administrativos que contra la propia seguridad vial.

¿Los que sobrepasen esos nuevos tramos de carretera a 80 km/h. también tendrán oportunidad de que se le indulte la multa y los puntos, o esos sí van a tener que pagar religiosamente?  Las medidas de indulto en estos casos no solo producen alarma social, sino que también representan una injusticia supina para aquellos que sí respetan las normas de tráfico, las coherentes y las que no lo son tanto.

1 Comentario

antonio vallejo 23/02/13 @ 20:25

Desgraciadamente parece que en este país las autoridades sólo buscan recaudar, esa impresión dan muchas medidas, normas y leyes en todos los ámbitos y no sólo en el transporte.
Se trata a los camioneros como a delincuentes y se realizan indultos por desgracia sospechosos; la falta de transparencia conlleva una gran desconfianza.

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.