octubre
11

IAA en Hanover, cita mundial

Publicado en: Editoriales Revista Truck por F. Javier Pedroche

IAA en Hanover 2012

La próxima edición de la IAA en Hanover, tradicional cita bianual de la industria mundial del transporte, se presenta como una de las más apasionantes de los últimos tiempos. En medio del torbellino de la crisis económica, que amenaza con llevarse por delante todo lo que pille, países incluidos, los fabricantes de vehículos industriales se prestan a acometer el período de mayores revoluciones. Un tiempo en el que los vehículos industriales sufrirán las mayores transformaciones de toda su historia.

Seguramente no sea el mejor momento, ya que todo avance comporta fuertes inversiones para los distintos fabricantes, y estas han venido a coincidir con uno de los períodos más deprimentes en cuanto al nivel de ventas en casi todos los mercados europeos, no están siendo suficientemente compensadas por la efervescencia de los países emergentes.

La próxima edición de la IAA de Hanover
presentará el mayor número de novedades de los últimos años.

 

Pero el capricho del destino, o quizás las obligaciones marquetinianas de las empresas, ha provocado que un buen número de nuevos productos converjan en la ciudad alemana el próximo mes de septiembre, algunos de los cuales informamos ya en este número. Los motores Euro 6, cuya normativa será obligada en Europa a partir del primero de enero del 2014, serán los grandes protagonistas del certamen germano, pero, sin duda, el denominador común de todos los stands será el consumo de combustible y, más ampliamente, los costes operacionales.

 

Y es el combustible el que poco a poco se ha convertido en la partida más importante de los costes de explotación de un camión, entre un 28 y un 30% del total. Por ello, su control y el aprovechamiento hasta la última gota de gasoil se ha convertido en objetivo capital para todos los fabricantes, si quieren mantener o incrementar en el futuro sus cuotas de mercado. Los camiones de la próxima década deberán ser seguros, confortables, y limpios, pero sobre todo, deberán ser económicos.

 

La IAA se convierte así en un magnifico escenario para que todos los fabricantes tengan la oportunidad de presentar sus propuestas en este sentido y el resultado de tantos años de desarrollo. Fabricantes de camiones, de vehículos comerciales y de componentes acudirán a Hanover con sus mejores galas y un solo objetivo, el cliente.

 

Y es que serán luego los mercados quienes dicten sentencia, y marquen las tendencias de futuro. Como decía hace poco un alto directivo de una de motores, todos los fabricantes están obligados a utilizar las mismas tecnologías, pero será la forma de combinarlas la clave del éxito. Lo malo de la tecnología es que es cara y los transportistas que vayan a adquirir un camión superada la fecha del 1 de enero de 2014, de momento estarán obligados a pagar, de media, unos 12.000 euros más por él.

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.