enero
16

Un nuevo Eldorado

Publicado en: Editoriales Revista Truck por F. Javier Pedroche
Carretera con camiones en Brasil

Carretera con camiones en Brasil

Dicen los que saben que la historia siempre termina por repetirse, y a fuerza de ver los anuarios uno se da cuenta que es una verdad inexorable. Los ciclos se repiten con mayor o menor frecuencia, y no nos estamos refiriendo a los económicos aunque de eso algo hay, aunque para buscar alguna similitud con el actual, quizás tengamos que remontarnos a algunos siglos atrás.

Los europeos del siglo XVI, enfrascados en cruentas guerras y en conspiraciones no menos cruentas, cruzaban el Océano Atlántico, unos en busca de mejorar sus míseras condiciones de vida y otros mandados
por sus regentes en busca de fastuosos tesoros con los que llenar sus escuetas arcas. Pero todos en busca de Eldorado. Ahora, la vieja Europa vive momentos de profunda incertidumbre y enmarcada en una crisis que va más allá de lo económico, ve incluso peligrar los cimientos que durante décadas la han sostenido.

Por ello, los fabricantes de vehículos industriales, como aquellos conquistadores de antaño, aunque con instintos menos sanguinarios, buscan de nuevo hacer las Américas en busca de nuevos “eldorados”. Sin duda, Brasil, que pertenece a ese grupo de países denominados BRIC, junto a Rusia, India y China, es uno de estos “dorados”, en los que los fabricantes han puesto sus ojos y, sobre todo, sus esperanzas, ante el estancamiento y la saturación de algunos mercados europeos. La importancia que con los años ha ido adquiriendo Fenatran, el primer certamen de vehículos industriales en América Latina, y la cada vez mayor presencia de marcas europeas también, da buena prueba de ello.

Con una extensión menor que la Unión Europea y con menos de la mitad de los habitantes, este país sudamericano se ha convertido en un enorme mercado para los fabricantes europeos de vehículos industriales. Algunos lo vieron hace tiempo, el caso de Mercedes Benz, Iveco o Volvo, los primeros en instalarse allí como fabricantes, y otros lo han ido descubriendo con el tiempo. Y es que un mercado de 165.000 camiones, como el que se espera para este año, no es cuestión de despreciarlo.

La emergente economía brasileña representa un reclamo difícil de rehuir para los fabricantes, pero es que además el gobierno brasileño ha sentado las bases para asegurarse un desarrollo industrial con una política de palo y zanahoria. Por una parte establece una tasa del 30% para las importaciones de camiones nuevos, mientras otorga ventajas fiscales y crediticias para la implantación de instalaciones industriales.

Y mientras tanto, en Europa, los distintos gobiernos siguen discutiendo sobre las medidas idóneas para sacarnos de la crisis, al mismo tiempo que los mercados se caen estrepitosamente sin que nadie parezca encontrar la solución. Y es que competir con una sola gerencia y solo un interés común es una batalla perdida desde el principio. Europa deberá encontrar su destino y el bien común, si no quiere dejarse adelantar y dejar de tener el papel destacado en el mundo que hasta ahora ha tenido.

1 Comentario

Sr conductor 14/01/12 @ 18:24

Hola,
Me gusta mucho…seguir así

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.