mayo
29

Ahora toca reinventarse

Publicado en: Blog por F. Javier Pedroche

Daimler Trucks camión Freightliner de conducción totalmente autónoma

El aluvión de noticias surgidas como consecuencia de la presentación en Estados Unidos del primer camión de conducción totalmente autónoma legalmente autorizado para circular por vías públicas, y del que publicamos un amplio reportaje en este número, ha provocado regueros de tinta (perdón de bytes) en todas las redes sociales por parte de los profesionales del transporte. ¿El motivo? La preocupación por parte de autónomos y conductores porque la tecnología signifique el fin de su profesión.

Al margen de que dicho temor sea totalmente infundado, al menos en las próximas generaciones, lo que sí invita esta multitud de comentarios, entre chascarrillos y algunos más serios, es reflexionar sobre adonde se dirige el transporte y, por tanto, los profesionales que en él operan.

Todo en este mundo está en proceso de una profunda transformación, tecnológica, económica y social, una transformación que se ha visto acelerada por influencia de la última crisis, y negar la evidencia es estar abocado al desastre más absoluto. Hace ya unos cuantos años una profesora que tuve me regaló un libro, pequeño de tamaño pero de enorme interés por su contenido, con el título “¿Quién se ha llevado mi queso?”. En él, su autor mediante una pequeña fabula, exponía el enorme peligro que representa no ser proclive a adaptarse a los cambios y ver en ellos más un peligro que un sinfín de oportunidades.

Los cambios económicos, tecnológicos y sociales obligan también a nuevos planteamientos en el transporte

Los fabricantes de camiones no solo desarrollan modelos que dan respuestas a las necesidades actuales, sino a las que, sin duda, se producirán en los años venideros. Las grandes flotas lo saben, y los autónomos, y conductores deberían tomar buena nota de ello. El transporte está cambiando a una velocidad vertiginosa, cuyos efectos ya empezamos a notar, y aquellos que no sepan reinventarse se quedarán por el camino. Ya no vale echar las culpas a la Administración, que las tiene; o a las asociaciones, que también, o a los cargadores, ¿para qué? Es el momento de reinventarse, de coger el toro por los cuernos.

El transporte sin valor añadido ya no es suficiente. Estamos asistiendo al cierre de miles de empresas, algunas por falta de liquidez y otras por falta de trabajo, al no haber sabido ofrecer a sus clientes algo más que el acarreo de las mercancías. El conflicto de Galicia debería hacernos reflexionar. La unión hace la fuerza, pero no solo debe servir para protestar ante una amenaza externa, sino para generar nuevas estructuras de comercialización del transporte, bien como cooperativas, grupos de compras o lo que sea.

Las grandes flotas, por su volumen de negocio y su capacidad económica, siempre estarán en disposición de ofrecer mejores condiciones, de todo tipo, a sus clientes, sin que esto signifique en modo alguno una competencia desleal, ya que sus costes por camión, son sensiblemente más bajos que los de cualquier autónomo, por muy profesional que este sea.

1 Comentario

segurcamión 05/01/16 @ 11:11

Con el paso del tiempo veremos que pasa, pero siempre que estos cambios sean a mejor y se acaben los accidentes de trafico. A ver que pasará con el tema de los seguros para los camiones

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.