diciembre
5

Un mundo sin camiones

Publicado en: Editoriales Revista Truck por F. Javier Pedroche

Carretera con camiones

El gran problema que históricamente ha tenido el camión es que solo llega a los medios de comunicación generalistas cuando se hace portador de alguna mala noticia, bien en forma de accidente o de huelgas en el transporte. Y que cuando desde Bruselas se hace referencia a ellos es para acusarles de ser los principales culpables de casi todos los males de esta sociedad. Afortunadamente a nadie se le ha ocurrido por ahora acusarle de la crisis económica ni de los recortes de Rajoy.

Pero ¿se imaginan un mundo donde no existieran las camiones? Un mundo, según algunos, con menos contaminación, menos atascos y ciudades donde se pudiera circular con total normalidad. Aunque también sin abastecimiento y con carencia absoluta de comunicación entre los centros de producción y los de consumo. Pues las autoridades ¿competentes? parece que si se lo imaginan, o al menos ignoran su existencia, salvo que sea necesario aumentar la recaudación por vía de los impuestos, directos o indirectos.

 

El transporte, en general, pero el de mercancías por carretera en particular, es un sector sumamente estratégico para el devenir económico de cualquier país, pero parece ser que nadie se da por enterado. Esta tremenda crisis por la que estamos pasando ha definido muchas actividades como fundamentales para el desarrollo económico, pero  nunca, y llevamos ya cuatro años inmersos, ha aparecido el transporte como una de ellas.

 

Desde hace tiempo las marcas de camiones instaladas en nuestros país vienen demandando ayudas gubernamentales para favorecer la renovación de las flotas, enquistadas desde 2007 cuando se batió el récord de los 44.000 camiones matriculados en España, pero ni por esas.

 

Mientras el transporte no sea considerado
sector estratégico tendrá muy difícil
encontrar soluciones a sus problemas

 

El reciente Plan PIVE es la respuesta del gobierno español a las reclamaciones de los fabricantes de automóviles que están viendo como mes a mes caen sus matriculaciones, pero la ayuda se queda una vez corta, y apenas da para algunos comerciales ligeros. Los camiones vuelven a ser olvidados ante la desesperación del sector que, como no cuentan con fábricas en nuestro país, a excepción de Iveco, ven como una y otra vez sus peticiones son ignoradas por parte del Ejecutivo.

 

En los últimos cuatro años un total de 22.382 empresas de transporte han cerrado sus puertas, y las que quedan apenas encuentran fuentes de financiación para renovar un parque que empieza a envejecerse a marchas alarmantes y que cada vez nos hace menos competitivos frente a nuestros colegas europeos.

2 Comentarios

Saludos,

Es agradable poder ver que todavía hay gente que defiende el sector, aunque parezca que solo seamos unos pocos …

Coincido plenamente en el problema de comunicación del transporte, por el que en los medios de comunicación solo se habla de los camiones cuando pasa algo malo, al ritmo que van no me extrañaría que cualquier día algunos medios acusaran a los camioneros hasta de la muerte de Chanquete …

Hay muchos a los que les gustaría un mundo sin camiones, por motivos como los que usted menciona, pero dudo de que esos mismos que abogan por un mundo sin camiones se paren a pensar que si desapareciesen todos los camiones, en unos pocos días cuando fuesen «al super» se darían cuenta que sin camiones que llevasen los productos que ellos emplean, tendrían un «pequeño problema» …

En cualquier país el transporte (y principalmente el de mercancías) es un sector estratégico, y cualquier país «serio» es consciente de ello; pero aqui parece que llevar un camión deba ser una «lacra», y que los camiones solo sirvan para poder repercutir cada vez más impuestos en ellos …

Hay muchos problemas que lastran el sector, pero como usted bien dice: «Mientras el transporte no sea considerado sector estratégico tendrá muy difícil encontrar soluciones a sus problemas» … Lamentablemente parece que si debemos esperar que los políticos y/o algunos medios de comunicación lleguen a esa conclusión para comenzar a resolver los problemas del transporte, «lo llevamos claro» … Pero cabe recordar que en otros países los camioneros se han organizado y han sabido luchar por sus derechos, y que tengan la consideración que deben tener.

A ver cuando en este país hacemos algo que permita que el sector tenga el reconocimiento que merece, y se puedan comenzar a resolver los problemas que lastran al sector y que han dejando sin trabajo a muchos camioneros asalariados y han arruinado a muchos autónomos.

De poco sirve que den ayudas para renovar las flotas y/o comprar camiones nuevos, si luego no se pueden «hacer rodar» … Mientras que no se resuelvan los problemas que envenenan el sector, y permitan que los autónomos no se arruinen y que los camioneros asalariados puedan trabajar, no serviran de mucho las ayudas para renovar flotas; ya que: «de poco sirve comprarse un camión nuevo para tenerlo parado en el garaje» …

Un saludo.

Maite Ruiz 17/07/13 @ 13:42

Toda la razon SirWWallace, y añadiria que cuando seamos conscientes los que nos dedicamos al sector del transporte de la importancia que tiene en un pais el transporte de mercancia por carretera , porque parece ser que no solo los gobierno no son conscientes ,los transportistas tampoco lo tienen claro, la desidia de los que dicen representarnos y defendernos, entramos en situacion de sumision y pasotismo. Seguimos arruinandonos trabajando y no paramos de trabajar , trabajar por debajo de costes , cobrar fuera de plazo ( y algunas veces ni cobramos )no hay nadie que nos proteja ante los impagos, leyes y contra leyes etc…..
Pero hay una cosa que esta muy clara……. el poder lo tenemos nosotros, cuando nos demos cuenta sera tarde para algunos.
Saludos Javier Pedroche

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.