septiembre
2

TRAMPOSOS

Publicado en: Blog por F. Javier Pedroche

VLV -041102 0270

Cuanto menos, de tramposas cabe calificar las actividades emprendidas por la mayoría los fabricantes de vehículos industriales, y que ha supuesto la mayor multa jamás impuesta por la Unión Europea en materia de competencia. El cartel formado por la práctica totalidad de los fabricantes europeos, excepto Scania que sigue siendo investigada, confabulaba para, lejos de competir en el mercado, establecer acuerdos en los pecios de los camiones y el calendario para la puesta en el mercado las nuevas tecnologías que deberían contribuir a reducir las emisiones contaminantes.

Y todo ello, aparentando mantener en público un escrupuloso esmero por eludir cualquier contacto, incluso no facilitando precios como información, intuyendo, claro está, de que la Comisión ya estaba tras sus pasos. La sanción impuesta deja a todas las marcas en muy mal lugar, y aún queda por ver qué piensan el resto de MAN, que se ha librado de una millonaria sanción por haber sido el fabricante que denunció la existencia de estos acuerdos, y que ha obligado al resto a reconocerlo para conseguir una reducción del 10% en la cuantía total.

Este escándalo viene a sumarse al protagonizado por Volkswagen, con el llamado “dieselgate”, que no ha sido más que el inicio de siguientes investigaciones sobre el resto de los fabricantes. Y provoca que toda la industria del automóvil se ponga en tela de juicio, y los clientes, a quienes se dirige principalmente desconfíen de su honestidad. Lo malo, mejor dicho lo peor, en el caso de los vehículos industriales es que se trata de bienes de equipo, de herramientas de trabajo, cuyos clientes se han visto privados durante 14 años, de la posibilidad obtener ofertas reales, acordes con la marcha del mercado, especialmente en el período donde la crisis ha golpeado con más virulencia.

El mal ya está hecho, pero será responsabilidad de las marcas, no solo para recuperar la confianza de sus clientes de nuevo, sino para establecer de una vez por todas un marco de transparencia en un mercado dominado por “guerras” de precios y descuentos más o menos mayores dependiendo del “potencial” del cliente. En TRUCK decidimos hace tiempo eliminar los precios en nuestras pruebas de camiones ante la diferencia que éstos representaban con el mercado real.

Y no menos deshonestos han sido los sucesivos escándalos que han salpicado recientemente la Dirección General de Tráfico y que han concluido con la dimisión de su titular Maria Seguí. Primero el fraude en Primero fue el fraude en la concesión de los cursos de recuperación de puntos a la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), y después unas supuestas financiaciones irregulares a proyectos a de investigación, en algunos de los cuales estaba involucrado el marido de la directora general.

Desgraciadamente, los casos de corrupción y malas prácticas son ya parte de nuestra vida cotidiana, tanto que ya ni nos sorprende cuando nos desayunamos con otro escándalo, sea de la índole que sea. Y eso, sí que es peligroso.

Javier Pedroche

Editor y director

jpedroche@edpl.es

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.