abril
16

Jugar con el futuro

Publicado en: Editoriales Revista Truck por F. Javier Pedroche

Formacion en el Transporte

Cuando los espabilados de este país deciden meterle mano a las arcas, ya sean públicas y privadas, no le hacen ascos a nada, y actúan sin miramientos. De la política del pelotazo instaurada en este bendito país en la década de los ochenta y noventa se ha pasado descaradamente a coge el dinero y corre, con una corrupción cada vez más extendida sin que nadie parezca ponerle coto a todo este desmán.

El reciente escándalo sobre el desvío entre 11 y 15 millones de euros destinados a formación en la Comunidad de Madrid no es sino la muestra de un estilo de vida que desgraciadamente se ha implantado en nuestro país. Es cierto que corrupción la hay en todos los sitios, pero en esos es perseguida y socialmente denunciada, mientras que aquí la persecución es más bien lenta y no deja de existir cierta comprensión de la sociedad hacia los que meten la mano en saco ajeno. Aquí no existe una contestación tan fuerte como en otros países. Y como ejemplo, solo falta ver la diferencia de trato que en Alemania se le ha dado al presidente del Bayern Munich y la solicitud de indulto que se ha pretendido para el presidente del Sevilla. Y es que aquí, todo vale.

El futuro de un país depende del grado de formación que alcancen sus ciudadanos

Pero en el tema de formación subyacen dos aspectos más escandalosos, si cabe. Uno de ellos es la falta de control por parte de los responsables políticos del dinero público, y más en un país donde las subvenciones son el pan nuestro de cada día. Pa5rece como si u a vez soltado el parné ya no hiciera falta conocer si el uso que de él se hace es el debido.

El otro aspecto, aún más preocupante, es más conceptual, y viene a definir, o bien lo que algunos pretenden que sea este país, o que les importa un bledo lo que llegue a ser. El futuro de un país está en el grado de preparación de sus ciudadanos, especialmente de los más jóvenes, pero a nadie parece importarle, y un dinero que debería ir destinado a mejorar la formación de profesionales futuros o presentes, termina en manos de desaprensivos, sin que ningún organismo público haya hecho la más mínima pregunta sobre ello. Y la rápida respuesta del presidente de la comunidad madrileña, Ignacio González, de suprimir el plan de ayudas mientras nos e aclare este asunto, tampoco es válida, ya que una vez más pagan justos por pecadores.

Y lo peor de todo es que este fraude está propiciado por asociaciones patronales, empresarios y asociaciones profesionales, que son quienes más deberían velar por la formación. Certezas sobre donde acaba realmente el dinero de la formación hay pocas, sospechas muchas. Y el transporte también se ve ha visto salpicado con esta lacra al aparecer la Unión de Cooperativas de Transporte (Ucotrans) como una de las asociaciones implicadas en el fraude madrileño.

La ley deberá ahora depurar responsabilidades, y determinar si se trata de hechos concretos e individuales, o bien se es una trama mucha más compleja, pero quizás haya llegado el momento de poner todo patas arriba, y reinventar todo el proceso, en el que se exija, qué menos, un mayor control del dinero público por parte de los responsables, cosa que hasta el momento no ha sucedido.

1 Comentario

La comunidad Europea hace tiempo que subvenciona cursos de formación para toda clase de industria he incluso hay empresas que venden estos cursos a empresas y que estas el coste lo bonifican de sus gastos de seguridad social, en toda esta manipulación se pierden cosas por el camino. No se controla y encima no se forma a nadie o a muy pocos.

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.