diciembre
4

Elecciones y megacamiones

Publicado en: Blog, Editoriales Revista Truck por F. Javier Pedroche

Megacamion Scania

Ya tenemos aquí unas nuevas elecciones generales, lo que significa que una nueva Legislatura toca a su fin. Otros cuatro años que poco o nada han significado para el transporte desde el punto legislativo, ya que solamente la modificación de la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre, en un sector ya superregulado, es un pobre bagaje del Ejecutivo, en un sector que viene demandando soluciones urgentes desde hace años.

La idoneidad o no de ampliar los pesos y dimensiones de los camiones ha acaparado casi la mitad de la Legislatura, sin que haya concluido con una decisión definitiva, ante el temor de incomodar a cargadores o transportistas, quienes mantienen posturas contrarias en este aspecto.

Sin embargo, la aprobación a última hora de las combinaciones de 25,25 metros y 60 toneladas de peso total, un tema donde los transportistas se mostraban menos reacios, parece más una concesión a los cargadores que una intención de acabar con la discusión de forma definitiva.

Esta medida, que poca repercusión tendrá mientras no se regulen las rutas, las condiciones de uso y los requisitos que deberán cumplir los conductores, demuestra a las claras la importancia que el Ejecutivo concede a las empresas industriales, es decir, a los cargadores, frente a los transportistas, que siguen siendo considerados de segunda clase en el aspecto económico.

Nuevas elecciones y nuevamente los partidos políticos ignoran la importancia
que el transporte tiene para la economía del país

Llegan las elecciones y con ellas las promesas de los políticos, pero ni una sola referencia, de nuevo, al transporte. El gobierno que salga de las urnas tendrá que acometer, como medidas más urgentes, además de si aprueba o no las 44 toneladas, el Reglamento de la LOTT, que éste ha demorado hasta ver terminado su mandato, pero, sin duda, la mayor labor de un nuevo gobierno deberá ser reconocer el transporte como sector estratégico, y concederle la importancia que tiene dentro del desarrollo económico del país. Y no solo como motor de la economía, sino como sector exportador.

Es importante este aspecto para que el devenir del sector no siga dependiendo de los sucesivos gobiernos, ni de la indiferencia con que ha sido tratado hasta ahora, desde el punto de vista legislativo.

La atomización que caracteriza a este sector siempre ha resultado un obstáculo para que pudiera tener la fuerza que le corresponde, por lo que deberán ser las fuerzas públicas quienes regulen el sector y le concedan la importancia correspondiente, aunque mirando la historia, mucho nos tememos que será una Legislatura más.

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.