diciembre
3

Cuando las barbas de tu vecino…

Publicado en: Editoriales Revista Truck por F. Javier Pedroche

Carretera Francesa con camiones

Al contrario de lo que ocurre en nuestro país, nuestros vecinos franceses se están mostrando últimamente muy activos en materia de transporte, lo que les está convirtiendo en el centro de atención de todo el sector en Europa, ante la más que probable posibilidad de que las distintas leyes que está aplicando se extiendan al resto de los países.Pero se implanten o no, las medidas que las autoridades galas tomen respecto al transporte terminan por afectarnos a los españoles dado el carácter periférico de nuestro país, y la necesidad que tienen nuestros transportistas internacionales de cruzar indefectiblemente el país vecino para llegar a sus destinos. De hecho, el debate sobre las 44 toneladas, ya implantadas en Francia, se encuentra en pleno apogeo en nuestro país.

Cada medida francesa en materia de transporte tiene un efecto directo sobre el sector en España

 

Pero desde hace meses, la espada de Damocles que pende de la cabeza de los transportistas franceses, y por extensión sobre los españoles, es la llamada Ecotasa, una eufemística denominación de la Euroviñeta, o, dicho, de otra forma, el pago de una tasa por el uso de las infraestructuras. Un impuesto que grava exclusivamente a los camiones, haciéndoles máximos responsables del deterioro de las carreteras, que ya está en vigor en Alemania, Suiza, Austria y Eslovaquia. Aplazada su entrada en vigor tres veces, la Ecotasa está teniendo una fuerte contestación en el transporte francés, donde en las últimas semanas se han llevado a cabo actos de protesta y cortes de algunas carreteras.

En España, las distintas asociaciones profesionales presionan para evitarle al Ministerio de Fomento la tentación de implantarlo, especialmente en estos momentos que el transporte en nuestro país atraviesa por momentos críticos. Pero todos sabemos, que el tsunami de los impuestos es inexorable, y que más tarde o más temprano terminará por arrasar las ya maltrechas cuentas de resultados de nuestros transportistas.

Lo más curioso de esta tasa es el carácter ecológico que los gobiernos se empeñan en otorgarle, imaginamos que para su mejor aceptación, cuando en realidad de ecologista este impuesto tiene lo mismo que los balleneros japoneses. Y si no, que se lo pregunten a las empresas cargadoras francesas, fuertes defensoras del impuesto cuando creyeron que lo deberían pagar las empresas transportistas, y que dejaron de ser tan “ecologistas” cuando el gobierno galo anunció que la Ecotasa debería ser repercutida sobre ellas, verdaderas beneficiarias del transporte, y no sobre los transportistas.

La justa y original forma de acometer esta medida por parte del gobierno de Hollande ha puesto de manifiesto una vez más la hipocresía que existe en la sociedad sobre el tema del medio ambiente. Y que todos somos tan ecologistas como el que más, siempre que no nos afecte al bolsillo. El transporte es el medio del que se vale la sociedad para acercar los productos a los consumidores y, por tanto, algo imprescindible en cualquier colectividad, ya sea por carretera, ferrocarril o vía fluvial. Por ello, cualquier medida que afecte al transporte pero que redunde en beneficio de la sociedad, debería ser ésta la que corriera con los gastos ocasionados, si no en su totalidad, al menos en parte.

2 Comentarios

O sea, que primero implantan las 44 toneladas para favorecer a los cargadores y luego la «ecotasa» para arruinarnos más todavía. Pero ¿seremos tan tontos cómo para no notar que nos están chuleando?.

Como siempre tendrán que ser los franceses los que den la cara porque lo que es aquí pocas opciones tenemos. Como no hagamos lo del movimiento tortuga…

En mi blog he recordado este tema para que la gente este alerta. aquí también das la alerta y mucho mejor escrito.
Por otra parte cuando se pagaban las viñetas que hacia Europa costaba 8€ por día y servia para Alemania, Paises Bajos y Dinamarca. Ahora a cambiado y todos buscan recaudar y lo adornan con chorradas ecológicas desgaste de carreteras y lo que ellos quieran, en definitiva recaudar igual que el céntimo sanitario.
Un saludo.

Deja un comentario

Nota: ¡Gracias por su comentario! Sera revisado antes de su publicación.